Los 5 platos que debes probar en Myanmar

Gastronomia de Myanmar

Los 5 platos que debes probar en Myanmar

Hay mucho con lo que disfrutar en esta gastronomía con énfasis en sabores predominantemente salados o fuertes, influencia de la india, de Tailandia y de China y un repertorio de ingredientes que no se encuentran en ningún otro lugar.

Myanmar es un destino perfecto para los que disfrutan del buen comer: productos increíblemente frescos y cocinados de forma completamente tradicional hacen un gozo de cada bocado.

En alma mochilera conocemos muy bien los mejores pequeños y escondidos restaurantes tradicionales de país, por ello, te proponemos cinco platos imprescindibles en un viaje con alma mochilera a Birmania:


1. Sopa Mohinga

El mohinga consiste en fideos delgados de arroz servidos en un caldo espeso de hierbas, cebolla, ajo, huevo de cocido, jengibre y pescado que se acompaña con el centro crujiente del tallo del banano.

Es un desayuno clásico para los birmanos… ¡de acuerdo! si comparamos con nuestro típico cola-cao o café con galletas es un tanto fuerte la verdad, pero recomiendo probarlo porque, aunque resulta raro desayunar sopa de pescado, es un plato rico y nos va a dar energía de sobra para estar toda la mañana visitando y curioseando el país. El plato se sazona al gusto con un chorrito de limón y/o con chile seco.

2. Ensalada de hojas de Té.

Tal vez el plato birmano más famoso sea el lephet: hojas de té encurtidas. Las hojas ácidas se comen solas, típicamente como postre, pero también las sirven como lephet thoke, una ensalada de hojas de té en conserva.

Para preparar el platillo, se mezclan las hojas agrias y ligeramente amargas con col rallada, tomates rebanados, habas fritas y crujientes y cacahuetes, un chorrito de aceite de ajo y unas rebanadas de chile y ajo. El platillo es versátil, puede ser una entrada o una comida completa si se acompaña con un plato de arroz, en algunos sitios no es picante y otros mucho, así que conviene preguntar antes de pedir si no te van las emociones fuertes. También se lo considera estimulante: los birmanos dicen que el comer demasiado lephet puede inhibir el sueño y lo cierto es que aunque se denomina ensalada, lo que es suave y digestivo no es, eso sí… riquísimo. No os lo perdáis, es un sabor muy exótico.

3. Shan Noodles

El plato, que comúnmente se asocia con el estado de Shan, es la combinación de fideos delgados y planos en un caldo claro y rico en pimienta que contiene pollo o cerdo marinado, se adereza con sésamo tostado y un chorrito de aceite de ajo. En comparación con la mayoría de los platillos birmanos que llevan fideos, es relativamente sencillo, pero es reconfortante y siempre delicioso.

También es común encontrar la versión "seca": el caldo se sirve aparte.

1. Cerdo al tamarindo

Este rico plato se realiza marinando el cerdo con pasta de tamarindo, cebolla, chile, cúrcuma y pimentón. Tiene un sabor muy especial que le da el tamarindo, un fruto parecido a una judía pero que sale de unos árboles enormes. Es contundente al paladar, por eso se sirve con guarnición un clásico plato de arroz al vapor birmano, para mezclar. Si pides salsa de soja con ajo y jengibre para empapar un poco el arroz ya va ser espectacular.

5. Durian

Que mejor que acabar esta lista con una fruta a modo de postre.

El Durian es un fruto exótico del sudeste asiático de un tamaño mayor que el de un balón de baloncesto y con una piel con pinchos. Este fruto enorme y de aspecto alienígena produce una especie de gajos amarillos de pulpa muy cremosa con un sabor muy rico, algo cítrico y realmente especial. La verdad es que no es difícil encontrar puesto callejeros en Yangon donde comprar una bolsita de estos deliciosos gajos.











Con esta sencilla lista podrás hacer vibrar todas tus sentidos en un increíble viaje a Birmania con mucha alma mochilera.

Comentarios

    Deja un comentario